Hay Vida con VIH

¡vea! Hay vida con VIH

Cuestionadas políticas contra el embarazo adolescente

Embarazo en Adolescentes

A El embarazo adolescente fue objeto de estudios por parte del Instituto de Investigaciones Económicas Aplicadas (Ipea), que lanzó una consigna contra los movimientos de política pública orientados a prevenir el embarazo adolescente. 

Lo que existe hoy en el país en políticas públicas es limitado en alcance y alcance y está estigmatizado y no previene el embarazo adolescente, y mucho menos el avance del sida entre las adolescentes, dado que solo ofrecen anticonceptivos con un sesgo estigmatizador. , según el análisis publicado en el libro Juventud y políticas sociales en Brasil.

En el capítulo llamado "Síndrome de Juno: embarazo en la adolescencia, juventud y políticas públicas ”, en referencia a la película Juno, ganadora del Oscar 2007 al mejor guión original, el libro demuestra que el número de madres adolescentes cae tímida e insuficientemente, ante la entrega de las pastillas.

Creo que la entrega de condones y una orientación clara sobre la necesidad urgente de no tener relaciones sexuales sin protección, de manera simple y sencilla, debe orientar, informando, en el aula, lo desastroso que es un embarazo adolescente, mostrando que la primera Lo que se pierde, cuando no te expulsan de casa, es la posibilidad de estudiar y, en base a mi experiencia de vida, y todo lo que vi, viví y conviví como DJ en burdeles de lujo como el Vagão Plaza, el Louvre y Le Masque, me atrevo a decir que se acerca mucho al cincuenta por ciento de niñas que experimentan el triste episodio del embarazo adolescente, y terminan abandonando la escuela en el tercer o cuarto mes de un embarazo no planeado, y nunca regresan más a los estudios, porque necesitan cuidar a sus bebés, desaprovechando la importantísima oportunidad de educarse, aclararse y empoderarse, dejando, entonces, el peso opresivo de esta sociedad ridículamente patriarcal, misógina y sexista. tampoco la madre tiene la dignidad y el coraje de hablar sobre sexo y sexualidad con sus propias hijas.

 

Los datos de la Encuesta Nacional por Muestreo de Hogares (Pnad), del IBGE (Instituto Brasileño de Geografía y Estadística) apuntan a una reducción en el porcentaje de jóvenes de 15 a 19 años con un hijo del 12,6%, en 1996, a 10,7, 2007% en XNUMX.

La prevalencia del embarazo adolescente en la población sigue concentrada en las clases de ingresos más bajos: el 44,2% de las niñas de 15 a 19 años con hijos pertenecen al ingreso familiar per cápita de hasta la mitad del salario mínimo. Esto significa que casi el 18% de las mujeres más jóvenes del nivel de ingresos más bajos del país son madres.

Generar un hijo en esta clase social significa tener un futuro profesional comprometido, en línea con lo que apunta el análisis y con lo que yo, con mi experiencia nocturna como DJ y “jefe de bailarines”, veía llegar a las discotecas con un vientre, pidiendo cobijo y entrando en la prostitución estando embarazada.

Y luego, pasan mucho tiempo acumulando deudas sobre deudas con prestamistas y otro largo tiempo pagando estas deudas con honorarios desorbitados, todo porque ahí estaba el propósito de sobrevivir hasta que naciera el niño y, una semana después del parto, sin lo que yo sabía con el nombre del guardia, _iniciaban sus actividades profesionales_.

Esto es cierto para las adolescentes mayores de 18 años, mientras que las que quedan embarazadas entre los 10 y los 17 años terminan perdidas en las calles, orbitando la cracolândia en São Paulo (en un amargo ejemplo) donde se transforman en “aviones”, nombre que le da a la persona que corre el riesgo de ser arrestado por narcotráfico, llevar la droga comercializada al consumidor comprador, poder pagar con muchos años un delito que cometieron en una situación desesperada donde yo mismo, en su cargo, estoy seguro de que haría lo mismo. Para concluir la discusión, en cambio, entre las niñas entre 10 y 17 años sin hijos, solo el 6,1% no estudia. Entre los que tienen hijos, la proporción alcanza el 75,7%, y el 57,8% no estudia ni trabaja.

"Abandono del entorno escolar"

Según el IPEA, el proyecto más significativo del Ministerio de Salud en relación con los adolescentes es el de Salud y Prevención en las Escuelas (SPE), de 2003. Sin embargo, los jóvenes que tienen hijos, en general, ya han abandonado el ámbito escolar.

Los profesionales de la salud no están preparados para trabajar y hablar con personas de este grupo de edad, como lo demuestran claramente los estudios publicados por el portafolio y citados por el Ipea. No es raro que estos profesionales tengan dudas éticas (LM), y acaben ejerciendo un rol de control de la expresión de la sexualidad, vinculándola siempre a la reproducción, lo que aliena al joven que, naturalmente, no lo piensa y no es posible educarse. si los jóvenes del siglo XXI con los dogmas, métodos y sistemas como adolescentes de los años 30, 40 y 50 del siglo XX castrados.

Estigmatización

El análisis también reitera que es necesario relativizar la noción de que el embarazo adolescente es siempre un fenómeno no deseado, negativo y dañino. Según una investigación citada por Ipea, las niñas de clases bajas suelen buscar en el niño la posibilidad de construir su identidad y sentirse más poderosas o, como una persona ligada a mí por lazos de sangre, que quedó embarazada lo antes posible para escapar, ella , de los castigos físicos perpetrados por la madre, ¡a veces frente a la puerta de la escuela!

Para muchos adolescentes, el proyecto de vida profesional da paso a la construcción de una familia, que muchas veces es valorada entre el grupo de amigos. Además, las niñas creen que pueden ser madres, ya que a menudo tienen que cuidar a sus hermanos menores.

Anticoncepción

El libro destaca los avances de las políticas públicas que ampliaron la oferta de métodos anticonceptivos para las usuarias del SUS (Sistema Único de Salud), incluida la distribución de la píldora del día después. Sin embargo, los datos de 2006 indican que solo el 36,7% de las niñas entre 15 y 19 años utilizan algún método.

Los estudios demuestran que los jóvenes saben cómo evitar el embarazo y dónde conseguir anticonceptivos y condones, pero no los usan con regularidad. Las razones de esto son complejas y, a menudo, implican el miedo de las niñas a que las consideren demasiado experimentadas, lo que los niños evalúan negativamente. Nota del editor: un montón de botines que no tienen reparos en quitarle la virginidad a una niña y luego decir que “¡no es digna de ser madre de sus hijos! Tengo que hablar, ¡son un montón de hijos de puta los que lo hacen!

La desigualdad en las responsabilidades de hombres y mujeres hacia los niños también es otro punto abordado. Un ejemplo es la tarea de prevenir el embarazo, siempre atribuida a las mujeres. Otro es la ausencia del padre en la crianza del niño, lo que, asociado a madres y abuelos con exceso de trabajo, constituye un factor de inestabilidad para los niños que algún día también serán padres o madres.

Ignorar temas más profundos como estos, según el libro, es una falla importante que crea un enorme abismo estructural. ¿Cómo será la sociedad en la que vivirán nuestros nietos y bisnietos, si es que hay un mundo?

Escrito por Cláudio Souza con información de la Gaceta Alagoas.

Reseña de Mara Macedo.

Después del texto y la reseña recordé un episodio muy particular. Un amigo me había invitado a trabajar como DJ en una discoteca, y acepté con el afán de acabar con mi antigua profesión, que me había traído tanta alegría y que me impidió ejercerla de forma espectacular en 1994.

Bueno, la verdad es que no fueron más de tres días, porque incluso me gustaría trabajar como DJ. Pero en un bar de solteros, en un restaurante de baile ... No me parece, finalmente, natural trabajar y vivir de los recursos obtenidos en un lugar que, de una forma u otra, explota el proxenetismo. Es verdad, lo sé… trabajé mucho así y reconozco que de alguna manera me dejé contaminar por eso y, en mi defensa, solo tengo que decir que cuando me metí en esto no sabía nada más y mi educación, eso con el que mi padre me faltó, fue establecido por gente de la noche. Digo que son personas decentes que, de una forma u otra, también fueron arrastradas hasta allí y, como yo y muchos otros, se dejaron caer dentro, por “el brillo de las luces.

De todos modos ... Estos tres días conocí a una chica, y no me atrevería a apostar que tenía más de dieciocho años cuando la conocí. Me dijo que vivía con su madre, una viuda y que había muerto, ciertamente de dolor, dejando a su hija, menor de edad, sin nadie que la "cuidara".

Así, se vio obligada (este es el Diablo) a irse a vivir con su hermana casada, quien “liquidó la propiedad y, digamos, absorbió los valores que pertenecerían a la joven en cuestión. Acosada por su cuñado e insensible a sus peticiones, fue calumniada y su hermana mayor la echó a la calle y allí estaba, en la discoteca, sin ningún lugar para vivir, viviendo en una de las habitaciones que solía hacer el “establecimiento comercial”. la explotación del proxenetismo es aún más rentable.

lamentablemente estaba fuera de mi alcance ayudarla, ya que no tendría forma de explicárselo en casa, sonaría como una completa tontería. Además, al día siguiente, a mi “amigo” no le gustó la presión que le puse para que ordenara el sonido de la casa y me dijo algunas tonterías y que no dejara caer mi bastón, que es una barra de hierro cubierta de marfil, en su mente, porque era bastante lo que se merecía, basado estrictamente en lo que me dijo, me fui sin decir tanto tiempo.

Esta Hermana mayor quiero poder esperar en la puerta del Infierno, donde le diré por qué ella está entrando por esa puerta y diré aquí media docena de palabras no publicables.

 

Este sitio utiliza Akismet para reducir el spam. Aprenda cómo se procesan sus datos de comentarios.

Habla con Cláudio Souza