Hay Vida con VIH

Tipos de anticuerpos. ¡Si! ¡Hay más de uno!

Tipos de anticuerpos. ¿No sabía? El sistema inmunológico produce cinco tipos de anticuerpos, cada uno de los cuales tiene diferentes métodos para defender al cuerpo contra enfermedades e infecciones. Hemos estado buscando la vacuna que sea eficaz para estimular la creación de vacunas eficaces contra VIH

Proteínas

anticorpos
Imagen escritura rápida por  Pixabay

Los anticuerpos son proteínas especializadas en forma de Y producidas por inmune. Ayudan a combatir enfermedades detectando virus, bacterias y otros patógenos (microorganismos causantes de enfermedades) y trabajando para destruirlos. Los organismos infecciosos dañinos se identifican como invasores debido a sus antígenos, que son moléculas distintas en su superficie. Cada anticuerpo producido por su sistema inmunológico se une a un antígeno específico, con una forma molecular apropiada, y luego destruye el patógeno o lo marca para que otras células inmunitarias lo reconozcan.1

Isotipos de inmunoglobulina

Los anticuerpos también se conocen como inmunoglobulinas (Ig). Immuno describe la inmunidad y la globulina describe la proteína.2 Son producidos por Células B, un tipo específico de glóbulo blanco (WBC) que se origina en la médula ósea.

Aunque solo hay cinco tipos principales de anticuerpos, cada anticuerpo puede tener un sitio de unión diferente que corresponde a un antígeno específico. De hecho, su cuerpo puede producir una cantidad infinita de sitios de unión para unirse a los antígenos.

Célula CD4 e Molécula CD4

Ni CD4, ni anticuerpo - leucocitos

Este es uno de los tipos de anticuerpos: inmunoglobulina G (IgG)

La inmunoglobulina, G (IgG) es responsable de aproximadamente el 75% de los cinco tipos de anticuerpos en el cuerpo humano. Dependiendo del antígeno, la IgG puede apuntar a un patógeno para que otras células inmunes y proteínas lo reconozcan, o puede promover la liberación de toxinas para destruir directamente el microorganismo.

A veces, la IgG puede desencadenar una respuesta indeseable en personas con enfermedades autoinmunes, en las que el sistema inmunológico ataca inadvertidamente sus propias células y tejidos.3

VIH / SIDA bien explicado

Inmunoglobulina A (IgA) Otro tipo de anticuerpo

La inmunoglobulina A (IgA) se encuentra principalmente en los tejidos de las mucosas, como los de la boca, la vagina y los intestinos, así como en la saliva, las lágrimas y la leche materna. Es responsable del 15% de todos los tipos de anticuerpos que se encuentran en el cuerpo humano, y es producido por las células B y secretado por la lámina propia, una capa delgada dentro de los tejidos de la mucosa.

La IgA es una de las defensas de primera línea del organismo contra las infecciones. Se une a los patógenos para marcarlos para su destrucción y evita que se adhieran al epitelio, que recubre los tejidos del cuerpo. No es incorrecto concluir que se encuentra entre los tipos de anticuerpos más importantes en nuestras líneas defensivas.

La IgA también se asocia con reacciones de hipersensibilidad en personas con enfermedad celiaca y varias otras enfermedades autoinmunes.4

Entre los tipos de anticuerpos también tenemos Inmunoglobulina A (IgM)

La inmunoglobulina M (IgM) es también uno de los primeros anticuerpos reclutados por el sistema inmunológico para combatir las infecciones. Las poblaciones de IgM aumentan muy rápidamente cuando el cuerpo se enfrenta por primera vez a un organismo infeccioso, y luego se desploman cuando los anticuerpos IgG se hacen cargo. La IgM también es producida por las células B y, cuando se une a un patógeno, estimula la acción de otros anticuerpos y células inmunes.5

Además de activar la respuesta inmune, un subconjunto de células B IgM ayuda a "recordar" un patógeno después de que ha sido destruido. Si vuelve a estar expuesto al patógeno más tarde, su sistema inmunológico debe responder más rápidamente debido a las células B de memoria.6

¿Qué significa seropositivo?

Inmunoglobulina E (IgE) Otro de estos cinco tipos de anticuerpos

Inmunoglobulina E (IgE) es el tipo de anticuerpo responsable de respuesta alérgica se encuentra principalmente en los pulmones, la piel y las membranas mucosas. La IgE es producida por células B secretadas por ganglios linfáticos u otros tejidos linfoides ubicados cerca del sitio de la Alérgeno (una sustancia inofensiva que induce una respuesta alérgica).

Cuando la IgE se une a un alérgeno, desencadena una cascada de eventos. Basofiles e mastocitos, que son subtipos de leucocitos, degranulados (abiertos) y liberados histamina, un compuesto inflamatorio, en el torrente sanguíneo. La histamina es responsable de síntomas de alergia.7

La IgE también ayuda a proteger el cuerpo contra las infecciones parasitarias, incluidos los helmintos (gusanos parásitos).8

La inmunoglobulina D (IgD) se encuentra entre los tipos de anticuerpos en el lado inicial de la respuesta inmune de nuestros organismos.

La inmunoglobulina D (IgD) es importante en las primeras etapas de la respuesta inmunitaria. A diferencia de otros anticuerpos, no circula activamente, sino que se une a las células B para instigar la respuesta inmunitaria. Como anticuerpo de señalización, la IgD ayuda a estimular la liberación de IgM de primera línea para combatir enfermedades e infecciones.

La IgD es responsable de solo alrededor del 0,25% de los anticuerpos en el cuerpo humano. A pesar de su papel vital en "impulsar" la respuesta inmune, la IgD es posiblemente el anticuerpo menos conocido, con poco conocimiento de cómo puede participar en otras partes del sistema inmunológico.9

Infección aguda por VIH, ventana inmunitaria y latencia clínica.

Prueba de anticuerpos

Debido a que las inmunoglobulinas se combinan con un patógeno específico, se pueden usar para diagnosticar algunas enfermedades según su estructura única. Las pruebas de anticuerpos se utilizan para detectar anticuerpos específicos de la enfermedad en una muestra de sangre.

Las pruebas de anticuerpos están disponibles para diagnosticar (o ayudar a diagnosticar) una amplia variedad de enfermedades infecciosas y autoinmunes, que incluyen:

  • Enfermedad celíaca (EC)
  • COVID-19
  • virus Coxsackie
  • Citomegalovirus (CMV)
  • Difteria
  • Virus de Epstein-Barr (EBV)
  • H. pylori
  • VIH
  • Influenza
  • enfermedad de Lyme
  • Paperas
  • Neumonía por micoplasma
  • Tos ferina (tos ferina)
  • Polio
  • Enfermedad por inmunodeficiencia primaria (EPI)
  • Rubéola (sarampión alemán)
  • Sífilis
  • Tétanos
  • La toxoplasmosis
  • Virus de la varicela zoster
  • Hepatitis viral
  • Virus del Nilo Occidental

Las pruebas de anticuerpos no detectan los patógenos reales que causan una infección; detectan los anticuerpos que se producen en respuesta a la infección. Un resultado positivo significa "sí", la prueba ha detectado el anticuerpo o antígeno. Un resultado negativo significa "no", mientras que los resultados dudosos se consideran inconclusos.

La cura del VIH no está a la vuelta de la esquina ... ¡Pero hay esperanza!

El concepto de ventana inmunitaria

Dependiendo de la enfermedad, puede llevar algún tiempo que se produzcan suficientes anticuerpos para alcanzar niveles detectables. Si se hace demasiado pronto, durante el período de ventana inicial, la prueba puede proporcionar un resultado falso negativo.

https://soropositivo.org/2020/04/09/janela-imunologica-do-hiv/

Una prueba de anticuerpos puede confirmar que se ha producido una infección, como la COVID-19 o el VIH, aunque no puede decir cuándo.

A veces, los niveles de inmunoglobulina se pueden usar para caracterizar la etapa de una infección. Dado que los niveles de IgM generalmente aumentan antes de que comience la respuesta de IgG, una prueba de IgM e IgG específica de la enfermedad puede ayudar a determinar si se ha producido una infección recientemente. Por ejemplo, el herpes simple es una infección para la cual las pruebas de IgM e IgG pueden ayudar a determinar el momento de la infección.10

En personas con alergias, las pruebas de IgE se pueden utilizar para confirmar que se ha producido una respuesta alérgica. Estas pruebas también se pueden utilizar como parte del proceso de diagnóstico para determinar si los niveles de IgE aumentan cuando se expone intencionalmente a un alérgeno.

Traducido por Cláudio Souza, el 16 de diciembre de 2020 del original en ¿Cuáles son los 5 tipos de anticuerpos? Escrito por  Elizabeth Boskey, Doctora en Filosofía. Revisado clínicamente por Rochelle Collins, DO Actualizado el 30 de noviembre de 2020

SIDA: tenemos que entenderlo mejor

Fuentes de artículos
  1. Janeway C. Inmunobiología. Publicación Garland. Impresión.
  2. Schroeder HW, Cavacini L. Estructura y función de las inmunoglobulinas.. J Allergy Clin Immunol. 2010; 125 (2 Suplemento 2): S41-52. doi: 10.1016 / j.jaci.2009.09.046
  3. Vidarsson G, Dekkers G, Rispens T. Subclases y alotipos de IgG: de la estructura a las funciones efectoras. Fronteras de Immunol. 2015: 5: 520. doi: 10.3389 / fimmu.2014.00520
  4. Thomas H. Desentrañando los secretos de IgA. Nat Rev Gastroenterol Hepatol. 2018; 15 (7): 389. doi: 10.1038 / s41575-018-0036-3
  5. Heyman B, Shulman, MJ. Estructura, función y producción de inmunoglobulina M (IgM). Enciclopedia Immunobiol. 2016; 2016; 1-14. doi: 10.1016 / B978-0-12-374279-7.05001-3
  6. Capolunghi F, Rosado MM, Sinibaldi M, Aranburu A, Carsetti R. ¿Por qué necesitamos células B de memoria IgM?. Letras de inmunol. 2013; 152 (2): 114-20. doi: 10.1016 / j.imlet.2013.04.007
  7. Sutton BJ, Davies AM, Bax HJ, Karagiannis SN. Anticuerpos IgE: de la estructura a la función y la traducción clínica. Anticuerpos (Basilea). 2019; 8 (1): 19. doi: 10.3390 / antib8010019
  8. Fitzsimmons CM, Falcone FH, Dunne DW. Helmintos alérgenos, IgE específica de parásitos y su función protectora en la inmunidad humana. Front Immunol. 2014; 5: 61. doi: 10.3389 / fimmu.2014.00061
  9. Edholm ES, Bengten E, Wilson M. Información sobre la función de IgD. Dev Comp Immunol. 2011; 35 (12): 1309-16. doi: 10.1016 / j.dci.2011.03.002
  10. Liermann K, Schäfler A, Henke A, Sauerbrei A. Evaluación de inmunoensayos comerciales de IgG e IgM del virus del herpes simple. Métodos J Virol. Abril de 2014; 199: 29-34. doi: 10.1016 / j.jviromet.2014.01.001

 

 

Obtenga actualizaciones directamente en su dispositivo de forma gratuita

¿Tener algo que decir? ¡¡¡Dilo!!! ¡Este blog, y el mundo, es mucho mejor con amigos!

Este sitio utiliza Akismet para reducir el spam. Aprenda cómo se procesan sus datos de comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Suponemos que está de acuerdo con esto, pero puede darse de baja si lo desea. Aceptar Vea más información

Política de privacidad y cookies